Cargando...

Peter Dinklage nunca tuvo las cosas fáciles

Peter Dinklage no ha tenido una vida fácil. Empezando por unos padres que negaban su acondroplasia, la causa más habitual de enanismo. Ellos no hacían nada por facilitarle las cosas y ayudarle a llegar bien a las estanterías o cualquier punto elevado de la casa, pues creían que, tarde o temprano, tendría una estatura como la de otros niños de su edad.

Ya cuando decidió estudiar interpretación la vida siguió siendo difícil. Estuvo viviendo temporalmente en el apartamento de unos amigos porque no podía permitirse uno a causa de una gran deuda que había adquirido por entrar en el Estudio de Teatro.

Poco a poco encontró trabajos mejor pagados (como el de personal de limpieza) con los que le permitían compartir un piso de alquiler, Eso sí, durmiendo en el suelo.

Durante años esta situación hizo que una vez cumplidos los 29 Peter se refugiase en el alcohol.
Los únicos trabajos de actor que encontraba eran para interpretar a un elfo en navidad o a un enano ridiculizado, los cuales solía rechazar.

¿Qué ocurre si juntas The Witcher y Friends? ¡Descúbrelo en este vídeo!

 

Cuando tocó fondo, decidió que aceptaría cualquier papel que le diesen y dejaría su trabajo para ser actor.
Debutó en 1995 con un personaje secundario, pero con gran reconocimiento de la crítica, en la película Living in Oblivion.

Peter Dinklage junto a su esposa Erica Schmidt

A partir de entonces, gracias a su evidente talento, comenzó el despegue de su carrera artística. Su esfuerzo y constancia le llevó a encarnar en 2011 el papel de Tyrion Lannister en Juego de Tronos.

Actualmente Peter Dinklage tiene cuatro Emmy y un Globo de Oro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOYDECINE.COM

BLOG DE CINE Y SERIES

Categorías