Connect with us

Críticas de cine

Predator: la presa: una precuela revitalizadora llena de acción visceral

Un regreso triunfal a la saga de los yautja

cristian-autor

Published

on

predator-la-presa-pelicula-critica

Acción en grandes cantidades, terror y una acertada recreación histórica son algunos de los ingredientes clave de esta nueva entrega de la saga Depredador. Prey está disponible en la plataforma de Disney+.

Tráiler y sinopsis de Predator: la presa

TRÁILER DE PREDATOR: LA PRESA|DISNEY+

Ambientada durante el siglo XVII en la Nación Comanche, Predator: la presa cuenta la historia de Naru (Amber Midthunder), una joven mujer Comanche que sueña con ser una cazadora como su hermano Taabe (Dakota Beavers) pero se ve limitada por las convenciones propias de su función en la tribu. Un día, Naru comienza a notar sucesos extraños a su alrededor y pronto descubre que una criatura misteriosa acecha el territorio, lo que da lugar a un enfrentamiento donde Naru tendrá la oportunidad de usar todos sus conocimientos para acabar con la amenaza y salvar a su tribu.

Crítica de Predator: la presa

Un regreso triunfal a la saga de los yautja, luego de la decepcionante Predator (2018), Predator: la presa supone un soplo de aire fresco así como una oportunidad para explorar nuevas historias dentro de este universo. La inquietante atmósfera que se percibe durante el metraje se entrelaza con un diseño de producción sólido y una heroína central memorable, todo bajo la dirección de Dan Trachtenberg (Calle Cloverfield 10), lo que forma un conjunto irresistible.

Tensión y virtuosismo técnico

Desde la primera escena de Predator: la presa, se puede apreciar el poderío visual que impregna la propuesta. Los impresionantes paisajes de la Nación Comanche cobran vida ante los ojos del espectador con una escala arrolladora, gracias a la fotografía de Jeff Cutler con sus grandes planos generales de las montañas y los riachuelos, todo dotado de una belleza pictórica que permanece en la retina luego de su visionado. Pero esta virtud no sólo se limita a los paisajes, ya que cada escena presenta una composición visual impecable, en especial destacan los enfrentamientos donde la variedad de planos nos adentra en la acción y crea un efecto sobrecogedor. Una proeza visual.

El diseño de producción de Kara Lindstrom recrea de manera fidedigna el pueblo de Naru y el campamento de tramperos de la segunda mitad del metraje. Es un acercamiento inmersivo que plasma las tradiciones de la tribu Comanche con respeto y verosimilitud. Además, el manejo del entorno de Naru es brillante, con el bosque fungiendo como un personaje más y el centro de la tensión narrativa. El diseño de sonido es otro punto fuerte que hace que los escenarios cobren vida, añadiendo el sonido característico del yautja para lograr un efecto escalofriante y mantener a los espectadores en vilo todo el tiempo.

La música de Sarah Schachner está integrada con fluidez y ayuda a potenciar las imágenes para crear una experiencia sólida. Las composiciones, que oscilan entre temas de corte épico y otros más intimistas funcionan como una ventana que nos permite apreciar el mundo interno de Naru, especialmente la composición Naru´s Way, un himno de empoderamiento y resistencia.

Nace una estrella

La autenticidad que respira la cinta en cuanto a su representación de la cultura Comanche se traslada al apartado de casting. Todos los actores que interpretan a los miembros de la tribu pertenecen a grupos nativos y de las Primeras Naciones, lo que le aporta un toque refrescante a la producción.

Luego de tener participaciones pequeñas en algunas películas y series de televisión, la actriz Amber Midthunder encabeza el reparto de la producción y derrocha talento en cada escena. Midthunder interpreta a la valiente Naru con habilidad y una presencia avasallante. La actriz convence tanto en las escenas dramáticas como las de acción y muestra diferentes registros que completan su caracterización. Es el nacimiento de una estrella y la concepción de una de las mejores heroínas en el cine actual.

El resto del reparto no tiene suficiente tiempo en pantalla para brillar, ya que el foco está puesto exclusivamente en Naru, por lo que los personajes de la tribu quedan algo desdibujados, pero el actor Dakota Beavers logra exprimir el potencial de su actuación como Taabe, el hermano de Naru y mantiene una dinámica especial con Midthunder.

Un viaje intrigante

depredador-la-presa-prey-pelicula-critica
Predator: La presa | Imagen cedida por Disney

El guion de Patrick Aison puede resultar predecible, pero aún así no pierde fuelle. Se trata de un recorrido visceral por el origen de una heroína y la amenaza letal que se esconde en los parajes primitivos. A través de una mezcla de acción, terror y la narrativa coming-of-age, la trama se va hilando de manera contemplativa en su inicio, para luego cobrar fuerza y convertirse en un torbellino de adrenalina que alcanza punto clímax en un enfrentamiento espectacular y un plano final emotivo. Puedes adivinar como va a desarrollarse el viaje, pero de igual manera te atrapa y no te suelta hasta su conclusión.

En conclusión…

Predator: la presa rescata una saga que parecía acabada y le inyecta vida con una hermosa fotografía, apabullantes secuencias de acción y una heroína memorable. Una de las mejores películas de terror del año.

Soy venezolano, tengo 24 años. Licenciado en Comunicación Social, mención Guionismo y Producción Audiovisual. Aficionado del cine y la literatura.