Connect with us

Críticas de cine

Querido Evan Hansen, un musical diferente

La adaptación del musical ganador del Tony en 2017 llega a nuestras salas el próximo 10 de diciembre.

Publicado hace

en

querido-evan-hansen-pelicula-critica

Querido Evan Hansen es la adaptación de este galardonado musical que conquistó la taquilla en Broadway. Ben Platt, protagonista del mismo, también recibió un premio Tony cuando tenía 27 años y retoma el papel para esta cinta que ya ha recibido críticas de todo tipo. Hablamos de una película que, al igual que ya hacía la obra de Broadway, intenta dar una visión sobre ciertos problemas mentales repleto de números musicales muy disfrutables.

Querido Evan Hansen. Firmado: Yo

Es importante remarcar a Ben Platt. Aunque en el camino encontramos caras tan conocidas como las de Julianne Moore y Amy Adams, el actor es el protagonista indiscutible de esta película.

Querido Evan Hansen cuenta la historia de Evan (Ben Platt), un joven que padece trastorno de ansiedad. Su psicólogo le recomienda que se escriba cartas a sí mismo. Un día Connor Murphy (Colton Ryan), otro chico del instituto algo problemático, acaba haciéndose con una de ellas. A los pocos días Connor se suicida y sus padres encuentran la carta de Evan creyendo que ambos eran amigos. Este malentendido cambiará para siempre su vida y deberá enfrentarse a un dilema moral constante.

El musical del musical

Sí, es cierto. Su sinopsis hace que la cosa pinte tan mala como cuando ves el tráiler. Pero tengo que reconocer que yo, que ni he visto el musical ni lo conocía, he disfrutado bastante de Querido Evan Hansen. No creo ni que Ben Platt haga un mal papel, ni que parezca mucho mayor que el resto de sus compañeros, ni que haya tantas y diferentes lecturas hacía lo que realmente plantea el filme. Es más, aunque pueda parecer mentira, el desarrollo de la trama no parece estar nada forzado. Todo lo que plantea Querido Evan Hansen se siente muy real. Y seamos sinceros, los jóvenes de hoy en día bien se pueden identificar con todos estos problemas de aceptación que se ponen encima de la mesa. Este musical no solo nos hace profundizar en esto, la soledad, la empatía y muchos problemas con los que todos nos podemos sentir reflejados están también muy presentes.

Música y ¡acción!

Como decíamos, Ben Platt está genial reinterpretándose a sí mismo, y es cierto que quizás no había nadie mejor que él para hacer de Evan. No hay más que oírle cantar. Julianne Moore, y Amy Adams no destacan por encima de otras de sus actuaciones, pero tanto ellas como Kaitlyn Dever, Amandla Stenberg o Colton Ryan (quien fue suplente en el propio musical) están bastante solventes en sus respectivas facetas musicales.

El diseño de producción es correcto, su historia entretenida, su mensaje está bien construido… Pero la mejor baza de Querido Evan Hansen reside en sus números musicales. Tampoco es que sean visualmente deslumbrantes ni mucho menos, pero solo por escuchar las canciones ya merece la pena darle una oportunidad.

Además hay que agradecer que se hagan estas cosas para traer lo que pueda suponer la experiencia del propio musical haciendo una película y llevándola por todas las salas del planeta.

Correcta en todos sus apartados

No sabemos si Stephen Chbosky (director de películas como Las ventajas de ser un marginado o Wonder) ha sabido trasladar la esencia del musical a la gran pantalla, pero Querido Evan Hansen acaba funcionando en prácticamente todos sus ejercicios de cine.

Tiene algunos toques de comedia, otros de drama, y dentro de todos los musicales que hemos tenido en este 2021 se ha convertido en uno de los más interesantes y gratificantes.

Todo está bien medido, y su historia resulta creíble dentro de lo absurda que pueda parecer su premisa. Durante sus más de dos horas de duración, la cinta juega a que tengamos el mismo dilema moral que Evan. La mentira que este joven crea generará un problema en muchos espectadores a la hora de empatizar con su protagonista. De eso trata esta película. De hacernos dudar constantemente. Y es precisamente por eso por lo que muchas de las personas que la vean simplemente la odiarán. Porque de ninguna manera comprenderán los actos de este chico.

Querido Evan Hansen ha resultado ser un musical más interesante de lo que parecía. Un ejercicio quizás más correcto en algunos aspectos que en otros, pero con un resultado final bastante satisfactorio. A falta de ver West Side Story (uno de los grandes estrenos de diciembre), Querido Evan Hansen podría estar entre los 3 mejores musicales del año. Una buena opción sin duda para los que tengan ganas de ver algo diferente.

4.3/5

Podcaster y gran amante del séptimo arte. Puedes escucharme en el podcast de Puro Vicio y en el de Soydecine.com

Tendencias