Connect with us

Críticas de cine

Sangre en los Labios: Sexo, esteroides y violencia

Una entretenidísima propuesta enfocada y diseñada para un público adulto

daniel-barrado-soydecine

Published

on

sangre-en-los-labios-pelicula-critica

Sangre en los Labios, la nueva película de la directora Rose Glass (Saint Maud), llega a los cines españoles el próximo 12 de abril de 2024 de la mano de Avalon y A24.

Rose Glass dirige este thriller dramático protagonizado por Kristen Stewart (Spencer) y Katy O’Bryan, acompañadas de un interesante casting conformado por nombres como Dave Franco, Ed Harris o Jenna Malone, entre otros. El guion es obra de Rose Glass y Weronika Tofilska, la banda sonora está compuesta por Clint Mansell y la dirección de fotografía la firma Ben Fordesman.

Sinopsis de Sangre en los Labios

Jackie está decidida a triunfar como culturista y se dirige a Las Vegas para participar en una competición. En su camino, pasa por un pequeño pueblo de Nuevo México donde conoce a Lou, la solitaria gerente del gimnasio local. El padre de Lou es traficante de armas y lleva las riendas de un sindicato del crimen. Jackie y Lou se enamoran. Pero su relación provoca violencia y ambas se ven inmersas en las maquinaciones de la familia de Lou.

Crítica de Sangre en los Labios

Sangre en los Labios, la nueva película de Rose Glass, es puro entretenimiento para adultos de primer nivel. Un cuidado thriller erótico de alto voltaje pintado con salpicaduras de sangre, humor negro y fantástico.

Las vidas de dos jóvenes outsiders, repudiadas hasta por sus propias familias y con múltiples vivencias traumáticas a la espalda, van a cruzarse de forma irremediable, provocando el comienzo de un viaje suicida hacia la locura y la venganza. Lou, encargada de un gimnasio de mala muerte, y Jackie, una iniciada en el mundo del culturismo, se conocen fortuitamente en un callejón oscuro y comparten una conversación mientras fuman. Sus miradas se cruzan, atravesando el humo y los flirteos, conectando a nivel físico y mental. Acto seguido, tendrán un escarceo sexual para consumar esa unión, dando pie a un brutal drama romántico lésbico, exótico y peculiar.

Rose Glass se aleja del terror elevado y da un paso adelante respecto a su anterior cinta con esta versión cruenta y tóxica de la Thelma y Louis de Ridley Scott. Propone una atmósfera malsana que nos sumerge en el reverso oscuro del american dream. Una historia pesadillesca envuelta en crimen, alucinógenos y violencia en la que dos bichos raros se enfrentan contra el mundo. Esta tragedia con ciertos toques propios de la narración trágica griega clásica es de una volatilidad explosiva. Todo en ella se siente peligroso y dañino, pero también plástico y atractivo.

Poses de exhibición

Lo carnal es algo primordial en el film, y no hablo exclusivamente de las impresionantes poses de exhibición que Katy O’Brian entrena de cara al concurso de bodybuilding. Todo en la cinta es corpóreo y de una viscosidad considerable, convirtiendo la imagen en un ente físico casi palpable. Los mecanismos de las armas, las venas palpitantes de los biceps de Jackie, los órganos genitales en los juegos sexuales o las caras desfiguradas. Todo tiene un tacto árido y espeso, lo que hace de la estética visual del film algo sensual y atrapante, por más repulsivas que sean las imágenes que se exhiban en el mismo.

Conclusión

Sangre en los labios es una entretenidísima propuesta enfocada y diseñada para un público adulto. Un producto sincero y directo, cercano al cine de explotación, que cuenta con unos apartados técnicos sobresalientes. Unas excepcionales Stewart y O’Brian, borbotones carmín, armas, balas, venganza, cantidades ingentes de humo y músculos hipertrofiados, ¿qué más queréis?

Crítico de cine, realizador audiovisual, coleccionista y analista de la temporada de premios.