Connect with us

Críticas de cine

Sin Malos Rollos: Romcoming of age

Gene Stupnitsky firma una explícita romcom cercana al american indie.

daniel-barrado-soydecine

Published

on

2.5/5

Sin Malos Rollos, la nueva comedia romántica de Sony Pictures, llega a los cines españoles el próximo 23 de Junio.

Jennifer Lawrence produce y protagoniza la cinta, una comedia hilarante del director Gene Stupnitsky (Chicos Buenos) y coguionista de Malas Enseñanzas. El resto del elenco lo conforman Andrew Barth Feldman, Matthew Broderick, Laura Benanti, Natalie Morales, Scott MacArthur, Ebon Moss-Bachrach.

Trailer y Sinopsis de Sin Malos Rollos

TRAILER DE SIN MALOS ROLLOS – SONY PICTURES ESPAÑA

Cuando está a punto de perder su casa de la infancia, Maddie (Lawrence) descubre un curioso anuncio de trabajo: unos adinerados padres controladores están buscando a alguien que salga con su introvertido hijo de 19 años, Percy, antes de que este vaya a la Universidad. Para su sorpresa, Maddie descubre pronto que la torpeza de Percy no está tan clara.

Crítica de Sin Malos Rollos

Sin Malos Rollos es una romcom descafeinada a medio camino entre lo irreverente y lo melodramático. Esta desprende un reconocible aroma a Sundance, ya que bebe especialmente de las formas estilísticas del indie americano contemporáneo (Cha Cha Real Smooth). A pesar de que se queda en tierra de nadie al tomar la decisión de no abrazar abiertamente la comedia más desvergonzada y optar por un enfoque más dramático y emocional -principalmente en su tercer acto-, cuenta con varias virtudes a destacar. Un tempo bien manejado, la sólida interpretación de Jennifer Lawrence (es obvio que este no es su hábitat natural, se trata de una obra menor para una actriz de su perfil) y un apartado técnico suficientemente cumplidor.

En un (no especialmente inspirado) intento de explorar el accidentado camino hacia la madurez, la independencia emocional y la individualidad, la cinta radiografía las relaciones románticas modernas a través del miedo al compromiso de Maddie y el temor a lo desconocido de Percy. La vida une a una chica que ronda la treintena, segura de sí misma, explosiva y con unas metas muy claras, y a un joven de 19 años que está inmerso en una burbuja de sobreprotección y ansiedades. La arrolladora personalidad de Maddie, muy física y extrovertida, chocará frontalmente con la inocencia y la indefensión de Percy.

Dicha dinámica propiciará una caótica mixtura en la que se fundirán la atracción física, los celos, la amistad, el amor y el sexo, creando situaciones que pondrán al límite a la peculiar pareja. Se verán obligados a replantearse sus ideales y perspectivas mientras viven experiencias tan incómodas como divertidas e inolvidables.

Hot Stuff

Es difícil delimitar categóricamente el público objetivo al que apunta esta propuesta. No termina de ser una comedia adolescente descerebrada cargada de hot pranks, gags explícitos y escatológicos a la American Pie (1999) -aunque los tiene-, y tampoco es un drama romántico de corte familiar -aunque también hace el amago de acercarse a ellos-. Por momentos, exhibe sin miedo la desnudez de sus personajes y en otros parece que la evita y rechaza su exposición. A veces, indaga en el funcionamiento de las relaciones humanas, y otras las reduce a meras interacciones humorísticas.

Este confuso planteamiento, algo contradictorio, hace que el film se vea forzado a navegar sin un rumbo fijo, sin una intención determinada. Esa incoherencia a la hora de elegir un tratamiento concreto del relato, lo relega a funcionar medio gas. La constante variación de revoluciones acaba por lastrar su potencial, reduciendo drásticamente el abanico de posibilidades del mismo.

Conclusión

VIDEOCRÍTICA DE SIN MALOS ROLLOS | CANAL DE SOYDECINE.COM

Sin Malos Rollos supone el regreso a las salas de cine de Jennifer Lawrence tras varios proyectos para plataformas de streaming (Causeway). Una comedia ligera de tonalidad cambiante que pasa del slapstick soez al drama humano de manera abrupta. Sí, hace las veces de entretenimiento pasajero y tiene elementos rescatables, sin embargo, su cobardía a la hora de aceptar su naturaleza y las continuas contradicciones en las que cae, imposibilitan un correcto desempeño. Si este es el tipo de cine que demanda un sector del público que añora el star-system, las screwball comedies y el tono de las romcom noventeras, lo siento, el listón está muy bajo.

Crítico de cine, realizador audiovisual, coleccionista y analista de la temporada de premios.