Connect with us

Series

Stranger things 4: Tres años de espera para volver a Hawkins

Los hermanos Matt y Ross Duffer vuelven a visitar Hawkins, casi tres años después, en Stranger Things 4.

Publicado hace

en

stranger-things-4-critica-netflix-serie
3/5

Los hermanos Matt y Ross Duffer vuelven a visitar Hawkins, casi tres años después, en Stranger Things 4. La última temporada de la serie franquicia de Netflix viene dividida en dos entregas para un total de nueve episodios. Este próximo 27 de mayo, estarán disponibles los siete primeros. Sin embargo, tendremos que esperar hasta julio para poder disfrutar de los dos últimos capítulos que pondrán el cierre a este nuevo hilo argumental.

Una entrega más madura

TRÁILER STRANGER THINGS 4 | NETFLIX

Al igual que J.K. Rowling hiciera con su famosa saga, los Duffer han hecho crecer a sus personajes. La pandilla de niños son ahora adolescentes que pelean por sobrevivir en el instituto.

Esta nueva etapa les supone nuevos retos personales. La historia se sitúa dentro del género que los estadounidenses llaman “coming-of-age”, el paso de la infancia a la edad adulta.

Ce, el personaje que ha hecho famosa a Millie Bobby Brown, tiene dificultades para adaptarse a su instituto y es víctima del abuso de sus compañeras y compañeros. Mientras, Lucas aprovecha su puesto en el equipo de baloncesto para codearse con los populares, dejando de lado a sus amigos.

Además, el grupo debe lidiar con todo esto mientras están separados. Ce y los Byers han sido reubicados en otro estado por protección rompiendo la unión de la pandilla.

El terror de Stranger Things 4

Cuando Stranger Things se estrenó en 2016, los primeros episodios de la serie se asemejaban más a películas de los ochenta como Los Goonies o Cuenta Conmigo. El éxito de la serie, fue saber combinar ese tono con unas gotas de suspense y, en algunos momentos, recursos de terror.

Eso hizo que Stranger Things tuviera un amplio abanico de espectadores. Los más jóvenes, a los que las partes de terror les venían un poco grandes, y el público adulto atraído por la poderosa nostalgia.

En esta cuarta temporada, los Duffer suben el tono y lo acercan a un terror más físico y brutal.

Los primeros episodios recuerdan mucho al universo que creó Wes Craven en Pesadilla en Elm Street. El ente con el que deben lidiar es parecido a Freddy Kruegger y su forma de actuar, también.

La historia de Ce nos trae también un ligero aroma a Carrie, la adaptación que De Palma hizo de la novela de Stephen King sobre una chica con poderes que sufre el acoso de sus compañeros de clase.

Aunque con estos cambios, la serie mantiene su aroma ochentero. Sin duda, una de las claves de su éxito.

Tramas y personajes irregulares

ver-stranger-things-4-netflix
Stranger Things 4 | Imagen cedida por Netflix

La historia, por lo menos en estos siete capítulos, discurre a través de tres tramas paralelas. No podemos desvelar demasiado de ellas pero sí diremos que el interés con el que se siguen las tres no es el mismo.

Para nosotros, la que atañe al personaje de Joyce (Wynona Ryder) es la menos efectiva. La serie funciona mejor cuando los adolescentes están en pantalla que cuando lo están los adultos.

Tampoco acaba de convencernos el ente al que deben enfrentarse. Los demogorgon eran unas criaturas espectaculares y visualmente poderosas. A partir de ahí, cualquier otro personaje no va a estar a la altura. Este “villano” es el menos original de todos los que han aparecido en la serie. El mundo paralelo en el que habita, tampoco resulta tan satisfactorio como el de las primeras entregas.

El listón estaba demasiado alto.

Nuestra valoración de Stranger Things 4

Los Duffer mantienen la esencia de la serie. No en vano, es lo que la ha puesto como uno de los buques insignia de la plataforma.

Los personajes, ahora adolescentes, deben lidiar con otro tipo de problemas personales. Todos ellos, intentan encajar en el instituto mientras reestructuran sus relaciones dentro del grupo. Eso le da la serie la posibilidad de explorar nuevos escenarios y llevar a sus personajes a situaciones que no permitían en temporadas anteriores.

La serie ha subido, además, la intensidad de las escenas de terror. Un horror más físico y, en ocasiones, cercano al gore.

El nuevo desafío al que se enfrenta la pandilla de Hawkins es menos atractivo que los fabulosos demogorgon, y su forma de funcionar recuerda mucho al icónico personaje creado por Craven, Freddy Kruegger. Es decir, el villano menos original de todas las entregas hasta la fecha.

Tampoco todas las historias que suceden en paralelo son capaces de captar nuestro interés de la misma forma. Las historias son irregulares y menos efectivas cuando no son los adolescentes los que están en pantalla.

Si has esperado tres año para llegar hasta aquí y te consideras fan del universo creado por los Duffer, disfrutarás de esta nueva temporada. Aunque, siendo objetivos, no está a la altura de de las tres anteriores.

Puedes ver Stranger Things 4 en Netflix.

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de la novela "Las sombras que fuimos". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)

Tendencias