Connect with us

Críticas de cine

The Beach Bum: la película en la que Matthew McConaughey se lo pasa en grande

La película de Harmony Korine se suma al catálogo de Filmin

Publicado hace

en

the-beach-bum-pelicula-critica

El sentido del humor es algo muy personal, y por eso la comedia es un género que entre sus cintas puede ofrecernos cosas que nos entusiasmen o por otro lado historias que nos dejen totalmente fríos. Pero en lo que todos coincidimos, desde una persona que se toma la vida como un chiste, hasta alguien que se ríe una vez al mes, es que necesitamos divertirnos. Necesitamos tener cosas que nos apasionen, cosas que nos muevan a seguir adelante. ¿Qué sentido tendría sino la existencia? Es un tema complejo, pero desde el guion de “The Beach Bum” se trata a la perfección.

El guion de The Beach Bum deja lugar a la diversión

“The Beach Bum” nos narra las aventuras de Moondog, un hombre que decide vivir la vida como le apetece, hasta las últimas consecuencias. Su don es la poesía, pero su estilo de vida conlleva no probarse de nada, desde el alcohol hasta estar con todas las mujeres que le apetezca, a pesar de estar casado. Aquí, el punto discordante con otras historias, es que nada de esto le supone ningún problema. Tiene la suerte de tener una mujer con dinero, y que le acepta como es. Ninguno de estos vicios es el problema que va a desencadenar el conflicto del film.

Sin duda, lo mejor del libreto escrito por Harmony Korine, es la libertad que rezuma, lo libre que se siente todo. Es cierto que el retrato del personaje nos parece totalmente pasado de rosca, pero ahí reside su encanto. No pretende que reflexionemos sobre si ese estilo de vida es posible para todo el mundo, por lo tanto, hay que tener en cuenta que esa historia es solamente una herramienta para que podamos llegar a una conclusión muy simple: tenemos que divertirnos, cuanto más, mejor, y si nos divertimos, conseguiremos nuestros objetivos en la vida. Y si no los conseguimos, al menos habremos pasado un buen rato.

La importancia del personaje

El protagonista indiscutible de “The Beach Bum” es Moondog, interpretado de una manera brillante por Matthew McConaughey. Una de las virtudes de la cinta es que asistimos a su juerga. Somos testigos de lo bien que se lo ha pasado en el rodaje, de como se ha dejado llevar hasta todos los extremos. Y eso hace que disfrutemos con él. Es un personaje muy extremo con el que debería ser difícil empatizar: tiene mucho dinero, no se preocupa por nada ni por nadie… Pero aún así nos cae bien. Y lo que más nos atrae, es su libertad.

La película dura 90 minutos, y en ningún momento se aprecia ningún atisbo de que McConaughey abandone el personaje. Se le ve totalmente entregado, y continuamente tiene escenas en las que vemos como disfruta. Además, la realización de Harmony Korine impulsa estos momentos con unas escenas muy bien rodadas.

La realización de Harmony Korine en The Beach Bum

the-beach-bum-pelicula
The Beach Bum | Imagen cedida por Filmin

Es difícil que una comedia sobre personas que se pasan toda la película o borrachas tenga tanta belleza, cosa que la dirección de Harmony Korine en “The Beach Bum”consigue. Es una pasada como ciertas palabras colocadas en ciertos momentos y acompañadas de cierta música puedan tener esta belleza. No son reflexiones que al escucharlas nos lleguen al alma, pero si que si nos paramos a analizarlas tienen mucha profundidad. Pero estoy dejando fuera lo más relevante: la imagen.

La película construye sus escenas de una manera muy concreta: los diálogos tienen coherencia, pero los planos van cambiando entre distintos momentos en los que los personajes interactúan. Primero están pescando con la primera línea de dialogo, en la segunda, están sentados tomando una cerveza, y en la tercera, vuelven a estar pescando. Esto le da un gran dinamismo al film, y además, entiendo que en el rodaje dejaba bastante margen a la improvisación, y ahí participa ese disfrute de los actores que tanto se respira en el metraje.

También hay que habla de lo bonito que luce Florida, de como se han buscado atardeceres y amaneceres, de como de bien aprovechados están los momentos de brillo. Sin duda son detalles que se agradecen en el visionado, y que incluso en los créditos finales tenemos un plano secuencia que aprovecha todos estos elementos y está grabado en un momento muy concreto del día. No tuvo que ser nada fácil llegar a conseguirlo.

Unos secundarios increíbles

A pesar de que el protagonista indiscutible de “The Beach Bum” es Matthew McConaughey, nos encontramos ante una película con grandes nombres. Ya no solo los más cercanos al personaje principal, interpretados por Isla Fisher y Snoop Dog, sino también todos los secundarios con los que se va encontrando el bueno de Moondog. Nombres como Zac Efron, Martin Lawrence, Jonah Hill… Nos regalan interpretaciones salvajes y muy divertidas.

Este punto de tener tantas estrellas invitadas, hace que la película tenga cierto aire episódico en algunos momentos, y a priori eso es algo que puede restarle puntos, pero lo salvan muy bien con una narración muy orgánica, apoyada por un montaje endiablado.

Un montaje que insufla ritmo

Algo que me ha fascinado del ritmo de “The Beach Bum” es lo bien montada que esta, lo bien que funciona la edición. Las acciones se encadenan unas con otras, y nos dejan muy poco margen para el respiro, para el descanso. Además, como concepto de realización es coherente: así es la vida de este personaje, que parece no descansar nunca. Tan pronto tenemos una escena que parece un videclip que acaba con un acontecimiento relevante de manera brillante, que a continuación la historia sigue su cauce sin detenerse, aunque el hecho sea realmente importante.

The Beach Bum no dejará indiferente

Que “The Beach Bum” sea una comedia que habla de personajes tan extremos, tan preocupados de divertirse ellos mismos que se olvidan de todo lo demás, pero que a la vez trate de lanzar un mensaje positivo y ser bella, puede hacer que no a todo el mundo le funcione. Es el retrato de un personaje, y a veces no es tan divertida como algunas otras películas de fumados. Pero por otro lado, es más bella, tiene más profundidad de la que parece, y es tierna y llega hasta a ser emotiva. No a todo el mundo le gustará, no todo el mundo la considerará una buena película, pero el director de “Gummo” y guionista de “Kids” toma unas decisiones que crean una película interesante que rezuma alegría.

Puedes ver The Beach Bum en Filmin.

Desde pequeño llevaba las cintas de VHS al salón en vez de usar juguetes. Crecí viendo cine, estudié realización y guion. Comparto el cine, mi estilo de vida, en CasadoConElCine. Una película no acaba en la pantalla, continúa en la conversación que crea.

Tendencias