Connect with us

Críticas de cine

The Beatles y la India, una relación lisérgica

El nuevo documental sobre los Beatles profundiza en la relación de la banda con la vida y espiritualidad indias.

Publicado hace

en

los-beatles-y-la-india-critica
4/5

El director Ajoy Bose dirige este documental sobre el viaje del cuarteto de Liverpool a la India. En The Beatles y la India se suceden imágenes de archivo y entrevistas con varios de los protagonistas de este acontecimiento. Un breve retrato sobre la enorme influencia de la cultura india en la forma de ser y de hacer música del grupo. Para muchos uno de los grandes estrenos de abril de 2022.

Tráiler y sinopsis de The Beatles y la India

trailer de THE BEATLES AND INDIA

En 1968 en la cima de su popularidad, los Beatles arrastrados por el entusiasmo de George Harrison deciden pasar unos meses en Rishikesh, una región al norte de la India.

Durante el tiempo que duró su retiro espiritual, los 4 de Liverpool volvieron a estrechar lazos entre si y dar rienda suelta a su creatividad. Bajo la inspiración del gurú Maharishi Mahesh Yogi se fraguarían las melodías y letras de su mítico disco, el White album (1968).

La banda más grande del mundo

A mediados de los años 60, los Beatles ya eran el grupo más famoso del mundo (con permiso de Jagger y compañía). Gozaban de fama internacional y eran perseguidos por legiones de fans allá donde iban. Sus vidas habías cambiado demasiado rápido en poco años. Quizás esta situación de exposición pública continua motivó el viaje a la India, en busca de un lugar donde pudiesen disfrutar de mayor tranquilidad. Pero lo cierto es que el dinamitador de toda esta situación fue el propio George Harrison.

En The Beatles y la India se traza un camino que comenzaría antes del propio nacimiento de George y terminaría mucho después de la ruptura del grupo. Un relación con la cultura india que empezaría cuando la señora Harrinson (embarazada de George) escuchaba música india para relajarse durante el embarazo. Continuaría con el interés de George por la música tradicional india y su amistad con el músico y virtuoso del sitar Ravi Shankar. Se afianzaría con el viaje de la banda al Ashram (un lugar para realizar yoga, meditación y otros retiros espirituales que permitan evolucionar y crecer interiormente) de Maharishi Mahesh. Y se extendería a través de las carreras en solitario de Jonh Lennon y George Harrison , influidas en gran medida por las tradiciones indias y sus proclamas antibelicistas y espirituales.

Embajadores de lujo

La estancia de los Beatles en India generó una importante agitación cultural entre la población de la city y su antigua colonia. Por un lado, después de 20 años independizados de Inglaterra, la joven población india buscaba la forma de romper con la idiosincrasia de sus padres y abuelos. La encontraron a través de los Beatles. Escuchan su música y se vestían y bailaban como ellos. Representaban la modernidad absoluta, la descodificación total de ataduras morales, la libertad conseguida gracias a una banda de rock.

En el otro lado, estaba Londres (la city), epicentro cultural occidental, a la vanguardia de todo tipo de modas y tendencias. Sin embargo, la gente buscaba algo más profundo, alejado de materialismos, una legitimación moral al consumo de drogas y la liberación sexual. Y lo hallaron en la cultura y religión india, con los Beatles como perfectos anfitriones de India en Inglaterra.

Es cierto que el interés por el misticismo y espiritualidad orientales se remonta años antes a la aparición de los Beatles. Ya a finales de los años 40, la generación beat en EE.UU. comenzaría y más tarde, a comienzos de los 60 el movimiento hippie continuaría con ese gusto por la forma de pensar y actuar tan diferente a la practicada en occidente.

Los Beatles se convirtieron en embajadores mundiales de las costumbre indias, exportando todo ese exotismo a las islas británicas. En The Beatles y la India se ve como esta experiencia, sirvió para que la sociedad británica comprendiese y aceptase la cultura de parte de su ya desaparecido imperio.

El amigo y el gurú

La forma y el momento en el que la banda se dejo impregnar por la sociedad y las costumbre indias viene determinada por varias razones. Además del interés personal de George Harrison, el otro gran motivo fue la muerte de Brian Epstein. El manager del grupo falleció en 1967, desde entonces, el que había sido su gran valedor, amigo y jefe, el llamado “quinto beatle”, ya no guiaría más la carrera de la banda. La brújula de los Beatles perdió su magnetismo. Al ya no contar con su principal apoyo, la banda estuvo un tiempo a la deriva, aumentado su consumo de drogas y desintegrándose poco a poco como grupo.

Fue en ese contexto de agitación cuando tomaron contacto con la espiritualidad india. Gracias al ácido (LSD) fueron capaces de asimilar la complejidad del misticismo indio. Y en ese ambiente lisérgico conocieron a Maharishi Mahesh Yogi. Este les sirvió como nuevo guía, reemplazando el vacío dejado por Epstein. Así fue como invitados por el gurú Maharasi, viajaron a Rishikesh y acometieron un retiro espiritual que se prolongo durante varias semanas.

Los propios Beatles nunca tuvieron totalmente claro el propósito del viaje a India ni las intenciones de Maharasi. Se tomaron como unas vacaciones la estancia en el Ashram y desconfiaron de Maharasi y sus planes de negocio con los Beatles a raíz de ciertas acusaciones de abusos sexual vertidas contra el. Aunque finalmente todo aquello resulto ser un montaje contra el gurú por parte de un colaborador de la banda (Alexis Mardas) y su odio hacia Maharasi. Lo cierto es que la banda continuó su amistad con Maharasi Mahesh Yogi hasta su muerte. Además, el viaje a India resulto ser tremendamente productivo. Los Beatles regresaron a Londres con material suficiente para un nuevo disco, su noveno (White Album, 1968).

The Beatles y la India

Cuarenta años después del lanzamiento de su último disco y de diversos documentales en los últimos años como The Beatles: Eight Days a Week (Howard, 2015) o el recientísimo The beatles: Get Back (Jackson, 2021), es indudable que la influencia Beatle sigue estando muy presente socialmente. Haberse convertido en uno de los grupos más grandes e importantes de la historia de la música da para mucho. Pero más allá de su calidad, lo obvio es que los Beatles siguen haciendo disfrutar al público. Ya sea con remasterizaciones de sus antiguos discos o con estos documentales actuando como pequeñas dosis de recuerdo y permitiendo mantener vivo el espíritu de la banda.

El director indio Ajoy Bose desarrolla para la gran pantalla lo que ya esbozo en su libro Across the Universe:: The Beatles in India (Bose, 2018), el transcendental viaje a la India del grupo y la influencia que tuvo en estos. Para ello utiliza entrevistas e imágenes de la banda, mezcladas con relatos de diversas personas que vivieron aquella experiencia, incluidos los miembros vivos (Ringo y Paul) de la banda y familiares de los ya fallecidos (John y George). En la dirección del documental también participa el técnico de sonido británico Peter Compton (Una habitación con vistas (Ivory, 1986)).

Nuevo material para los beatlemaniacos y para amantes de la música. Para aquellos que quieran conocer la historia de los 4 de Liverpool y sus andanzas por la India. Una cinta ligera y amena que mantiene el legado beatle todavía fresco. Un clásico que nunca falla, como el roast chicken especiado con garam masala.

Disfruto viendo pelis, comentarlas con la gente y ahora también escribiendo sobre ellas

Tendencias