Connect with us

Series

The Dropout: otra mente emprendedora pervertida por la avaricia

Una de las grandes propuestas de Disney+

Publicado hace

en

the-dropout-serie-critica
Amanda Seyfried hace una interpretación fantástica de Elizabeth Holmes, la estafadora de Sillicon Valley y fundadora de Theranos. | Disney Plus
4/5

Empiezo este texto con una doble reverencia a Amanda Seyfried (Mamma Mia!) porque vaya papelón se aventó en la serie The Dropout, de Disney Plus. Me atrevo a decir que es su mejor interpretación. Espero verla recoger un Emmy y las premiaciones que vengan (si no, lloraré). Olé y olé. ¡Qué derroche de talento!

Si bien es otra producción que se suma a la moda de los biopic sobre los vendehúmos- como WeCrashed sobre el desplome de WeWork o Inventing Anna acerca de la “heredera más famosa de Alemania”- The Dropout es la mejor. La pongo en la lista de imperdibles.

Creanme, aunque solo sea por la interpretación de Seyfried, vale la pena. Seguro y ¡le hacen la ola conmigo!

Trama de The Dropout: “La Steve Jobs de la medicina”

La serie, de ocho episodios y dirigida por Michael Showalter (The Eyes of Tammy Faye), está basada en el podcast homónimo de ABC News. Narra la historia de Elizabeth Holmes (Seyfried), más conocida como la “Steve Jobs de la medicina”. Holmes dejó sus estudios en la Universidad de Standford para comerse el mundo y revolucionar los servicios médicos a través de su startup Theranos, que resultó ser un fraude.

Theranos (una combinación de Therapy y Diagnosis) se juró una empresa con una tecnología inigualable. Desarrollaron la máquina Edison con la que se podían obtener analíticas completas con tan solo una gota de sangre. Por lo que la detección de enfermedades era más rápida y con ello su prevención.

Demasiado bonito para ser verdad. El prototipo que desarrolló Theranos nunca funcionó y los resultados con diagnósticos erróneos fueron enviados a miles de personas. Sin embargo, esto no frenó a Holmes ni a su cómplice y pareja Sunny Baldawi (Naveen Andrews, Perdidos) de seguir con el plan maquiavélico, inflado de verborrea.

Se apalancaron de los bajos costos que ofrecía Theranos para alimentar su discurso, en un país donde ya sabemos que el sistema de salud no es, precisamente, accesible. Los peces gordos mordieron el anzuelo para invertir en Theranos y la compañía fue valorada en diez mil millones de dólares.

Holmes acaparó los titulares mediáticos como “la mujer más joven en hacerse millonaria por sí sola”. Se había abierto un hueco entre los tiburones de Silicon Valley donde triunfaban sus referentes: Twitter, Apple y Facebook.

Una mente retorcida que atrapa

La evolución del personaje de Holmes es impresionante. Su mente retorcida y psicopatía vuelven a la serie adictiva. Y a esto le sumamos un toque de parodia que lleva el sello inconfundible de su creadora y showrunner, Elizabeth Meriwether (New Girl). Las caras que pone Seyfried son un poema, dan miedo y risa de la locura personificada, del excelente retrato de la estafadora que nos ofrece The Dropout.

Los diálogos son llevados al ridículo con un buen humor negro, al igual que sucedía con el CEO de WeWork, Adam Neumann, interpretado por un magnífico Jared Leto en WeCrashed. De nuevo, no damos crédito sobre lo que son capaces de hacer las mentes emprendedoras pervertidas por la avaricia.

Todo esto, al igual que en WeCrashed, bajo el son de Katy Perry, la viva voz del empoderamiento y una de las artistas que conforman la banda sonora junto con Amy Winehouse, David Bowie y Frank Sinatra. Una mezcla rarísima, pero que hace sentido con la trama y ritmo del metraje.

¿El fin justifica los medios?

En definitiva, The Dropout es una serie excelente. Pese a una temática repetitiva, las actuaciones la elevan y hace un excelente retrato sobre la joven estafadora que bajó a Silicon Valley del pedestal.

Como dijo Molière: “un tonto ilustrado es más tonto que un tonto ignorante”. La serie juega muy bien con esta premisa.

Muestra el lado más oscuro de la cultura del emprendimiento, viciada por la ambición y obsesión de hacerse rico. ¿El fin justifica los medios? Es la pregunta del millón que The Dropout deja al aire al espectador.

Periodista y PR. Para mí las mejores sesiones de terapia son el cine y las series. Me gusta comentarlas y darles mi receta en soydecine.com. Alma dividida entre México y España.

Tendencias