Connect with us

Críticas de cine

‘The Medium’, terror de comedia

El director de Shutter nos trae una cinta de terror en formato found footage

Publicado hace

en

the-medium-pelicula-critica
1/5

Como un jarro de agua fría. Así me sentí después de haber visto la película tailandesa The Medium, dirigida por Banjong Pisanthanakun (Shutter), que acaparó los titulares porque, al parecer, se proyectó con las luces encendidas en algunas salas del continente asiático el año pasado. No pareció descabellado después de la buena fama que el cine oriental se ha ganado con el género de terror, aunado a que el director surcoreano Na Hong-jin -un maestro del thriller con obras como The Wailing– dejó su huella en la producción y el guión.

Un cóctel que, a simple vista parecía exquisito. Sin embargo y sin afán de quitar ilusiones, lejos de dar miedo, el filme provoca risa, sobre todo porque llega un punto en el que se pierde la noción de si es una película de chamanes o de zombies.

Tráiler y sinopsis

TRÁILER DE THE MEDIUM EN ESPAÑOL | SELECTA-VISION

The Medium nos traslada hasta la región de Isán, al oriente de Tailandia, donde un grupo de documentalistas busca hacer un reportaje sobre el chamanismo. Con un formato de falso documental que nos acerca al folclore local, el grupo de filmación sigue a Nim (Sawanee Utoomma), una medium poseída por el espíritu de la Diosa Bayan, a quien los lugareños rinden culto e invocan en rituales de protección.

Según las creencias, el espíritu de Bayan es hereditario entre mujeres y llegó al cuerpo de Nim antes de tiempo, dado que la elegida por excelencia era Noi (Sirani Yankittikan), su hermana, pero esta decidió convertirse al cristianismo. Desde entonces, Noi es condenada a una vida desgraciada con la muerte de su marido e hijo. Esto despierta a unos entes malignos que se apoderan de Mink (Narilya Gulmongkolpech), hija de Noi, quien se vuelve demoníaca e incontrolable.

Crítica de The Medium

Ahí comienza un metraje, enmarcado en un paisaje y fotografía sombríos, que nos adentran aún más en el oscurantismo de esta tradición, atractiva a los ojos de los que estamos en el charco occidental. Los marcos tenebrosos, la combinación del realismo con lo sobrenatural y algunos rituales nos recuerdan, de hecho, a The Wailing.

Sin embargo, el rimo lento y repetitivo de The Medium hace que se pierda la razón de ser de esta película que ni la fórmula del found footage logra rescatar, quedándose a mil millas de filmes como Paranormal Activity, The Blair Witch Project o [REC].

Además de la cámara en mano, hay secuencias grabadas con cámaras domésticas, de seguridad o celulares para seguir la evolución de Mink, a quien vemos sobreactuada mientras deja un río de sangre con escenas de lo más grotesco, que culminan en una ceremonia de exorcismo un tanto absurda, si se toman en cuenta las icónicas escenas de El Exorcista. Aunque, las comparaciones son odiosas.

Y ahí es donde falla la apuesta por el terror psicológico del largometraje, con un guión flojo que sigue una dirección sin rumbo y deja muchos cabos sueltos por el camino. The Medium no tiene un diferenciador que haga este formato más novedoso de lo que ya hemos visto en Estados Unidos. Pese a que promete momentos espeluznantes, en los que (una vez más) tememos ser víctimas de los jump scares, su historia de exorcismo queda desaprovechada.
Sin duda, el gran ganador de The Medium fue el marketing viral. A este sí le damos cinco estrellas.

Periodista y PR. Para mí las mejores sesiones de terapia son el cine y las series. Me gusta comentarlas y darles mi receta en soydecine.com. Alma dividida entre México y España.

Tendencias