Connect with us

Series

The Peripheral: un espectáculo visual sin mucha sustancia

No todo funciona como debería en esta miniserie.

Publicado hace

en

the-peripheral-serie-critica-prime-video

Futurismo, realidades virtuales y una buena dosis de intriga son algunos de los elementos que componen la esencia de The Peripheral, la nueva serie de ciencia-ficción protagonizada por la actriz Chloe Grace-Moretz, que llega a la plataforma de Amazon Prime Video el 21 de octubre.

Sinopsis de The Peripheral

TRÁILER ED THE PERIPHERAL | PRIME VIDEO ESPAÑA

Flynne Fisher (Moretz) es una mujer que intenta mantener unida a su rota familia en un rincón olvidado de la América del futuro. Flynne es inteligente, ambiciosa y está condenada. No tiene futuro, hasta que el futuro llama a su puerta.

Crítica de The Peripheral

Basada en el exitoso libro escrito por William Gibson, The Peripheral cuenta con un reparto atractivo y una producción mastodóntica, elementos que si están bien ejecutados pueden construir una propuesta adictiva, pero no todo funciona como debería en esta miniserie. En Soydecine.com, tuvimos la oportunidad de visionar los tres primeros capítulos y estas son nuestras impresiones.

Mucho estilo, poca sustancia

Lo primero que salta a la vista durante el visionado de The Peripheral es su impresionante diseño de producción. La historia se desarrolla entre dos líneas temporales; la primera ambientada en un pueblo ubicado en las montañas de Blue Ridge donde vive Flynn y la segunda en el Londres futurista de 2093, que se configura como una suerte de realidad virtual paralela a la que accede Flynn y se convierte en el centro de una peligrosa misión. Las grandes estructuras hipertecnificadas que pueblan la ciudad conforman un paisaje distópico deslumbrante que sorprende por su concepción formal y crea un contraste interesante con el pueblo de Flynn, que posee un aspecto rústico muy típico de los ambientes rurales norteamericanos.

La música de Mark Korven ayuda a potenciar el ambiente futurista a través de composiciones con aire grandilocuente e influencia electrónica.

Los efectos especiales también se mantienen en un buen nivel y envuelven a la producción en un empaque apabullante, muy logrado.

Sin embargo, aquí encontramos el primer pero de la miniserie. Todo el esfuerzo que se ha empleado en la creación de los escenarios y las virguerías visuales está al servicio de la nada. De momento no existe una explicación concisa de como funciona la tecnología en el universo que propone la historia y lo poco que se puede inferir resulta confuso. El apartado visual se siente como un elemento desconectado de la narrativa, en vez de constituir una parte integral de la misma.

Un reparto lleno de luces y sombras

Otra de las grandes contradicciones de The Peripheral se encuentra en su reparto. Por un lado, se halla Chloe Grace Moretz que entrega un trabajo solvente en el rol protagónico, dotando de carisma a un personaje arquetípico y genérico, mientras que Jack Reynor no deja una buena impresión con su actuación distante en el rol del hermano de Flynn.

Otros intérpretes como Gary Carr y Katie Leung muestran más potencial en sus respectivos personajes y cumplen con actuaciones funcionales mientras que la actriz T’Nia Miller es una presencia magnética en su rol de villana.

Densidad narrativa sin ton ni son

El conflicto más grave de esta producción reside en su guión, que adapta de manera accidentada el libro de William Gibson y trata de pasar una mala construcción de world-building como un argumento complejo. La traslación de ideas interesantes del libro de Gibson resulta confusa y es víctima de un planteamiento erróneo, que no termina de cuajar e impide que la narrativa adquiera un tono coherente. De esta manera, The Peripheral se convierte en un viaje tedioso por temas como la realidad virtual, el límite de la tecnología y la corrupción moral que no logra despuntar del todo en sus primeros capítulos. Una pena porque daba para más.

En conclusión…

The Peripheral aborda conceptos intrigantes y cuenta con un fascinante diseño de producción pero un mal desarrollo de sus temas centrales y adaptación irregular de su material de origen hacen que el resultado no sea favorable. Sus primeros capítulos muestran un potencial desaprovechado.

Soy venezolano, tengo 24 años. Licenciado en Comunicación Social, mención Guionismo y Producción Audiovisual. Aficionado del cine y la literatura.

Tendencias