Connect with us

Especiales

Los tiroteos escolares a través del cine

Una epidemia difícil de erradicar

Publicado hace

en

tiroteos-escolares-cine-peliculas

Los tiroteos en Estados Unidos son una epidemia difícil de erradicar. El poder de las compañías armamentísticas, los defensores a ultranza de la segunda enmienda de la Constitución y el fácil acceso a las armas de fuego son los tres lados de un triángulo tan mortal como incomprensible fuera de las fronteras estadounidenses.

El drama es aún mayor cuando las víctimas son menores de edad y lo es aún más cuando pierden la vida dentro de los muros de un centro educativo. Un lugar en el que deberían sentirse seguros.

Los asiduos del podcast de Soy de cine sabrán que un servidor trabaja como profesor en un colegio de primaria en el Estado de Maine. Por eso, este drama me toca más de cerca. Aún recuerdo el impacto que sufrí la primera vez que hice un simulacro de tiroteo con mis alumnos de seis años. Una situación difícil de asimilar y digerir.

La escritura de este artículo es un proceso algo catártico. Creo en el cine no solo como entretenimiento sino como una poderosa herramienta sanadora. Un recurso para explorar y lidiar con situaciones a las que, de otra forma, no podríamos acceder.

Por eso, con ayuda del séptimo arte, vamos a intentar adentrarnos en todos los puntos de vista y realidades que convergen en este tipo de tragedias.

La sociedad: Bowling for Columbine (Michael Moore. 2002)

bowling-for-columbine-tiroteos-estados-unidos

El controvertido cineasta Michael Moore aprovechó el tiroteo en un instituto de Colorado para preguntarse el por qué de tanto sinsentido.
Este documental ganador de un Oscar y premiado en Cannes mezcla momentos emotivos e impactantes, con otros que rayan el absurdo e invitan a reflexionar.
Moore entrevista a personas con perfiles muy diferentes: políticos, representantes de empresas de armas, músicos y personas del mundo del espectáculo.
Atención a su encuentro final con Charlton Heston porque no tiene desperdicio.
Además, el documental aporta una gran cantidad de datos que conectan los poderes políticos, económicos e ideológicos que promueven y se benefician de la cultura armamentística en el país.
Aunque la cinta se estrenó en 2002 sigue, por desgracia, más vigente que nunca.

El empresario: El señor de la guerra (Andrew Niccol. 2005)

el-senor-de-la-guerra-tiroteos-estados-unidos

Aunque la película de Niccol no trata explícitamente sobre tiroteos en escuelas, sí que lidia con un aspecto relacionado con ellos, las empresas que fabrican y venden armas de manera ilegal mediante traficantes.

La cinta recibió el elogio de Amnistía Internacional por poner el foco en un problema global que supone un gran número de muertes al año.

Los títulos de crédito iniciales son una auténtica maravilla. Seguimos el recorrido de una bala desde que es construída en una fábrica hasta que acaba incrustada en un cráneo al otro lado del mundo. Apenas un par de minutos que cuentan toda una historia y que te dejan destrozado.

El resto, es un Nicolas Cage sin escrúpulos, dispuesto a todo por vender munición y armas a cualquier precio.

La película está producida por el propio Cage y financiada casi en su totalidad fuera de los Estados Unidos. ¿Por qué será?

Los asesinos: Elephant (Gus Van Sant. 2003)

elephant-tiroteos-escolares

Vamos a empezar diciendo que la película de Van Sant se hizo con la Palma de Oro en Cannes.

Una narración cocida a fuego lento en la que vemos un día cualquiera en la vida de algunos estudiantes. Varios flashbacks nos dan pistas de lo que va a suceder. La cinta culmina acompañando a Alex y Eric por los pasillos del instituto mientras abren fuego de manera indiscriminada contra las personas que salen a su encuentro.

Los planos secuencias en las que seguimos a ambos por los pasillos se han convertido ya en un icono para los amantes del cine.

La película fue concebida como un documental sobre la matanza de Columbine pero Van Sant pronto decidió llevarlo a la ficción. Una ficción, sin embargo, tan minimalista que no se aleja tanto de la estética documental.

La masacre del instituto Columbine tuvo tanto impacto en el país que además de inspirar al propio Van Sant y al mencionado Moore, también fue la semilla de películas como Duck! The Carbine High Massacre, Zero Day o The Only Way.

Los supervivientes: The fallout (Megan Park. 2021)

the-fallout-2021-pelicula

La cinta escrita y dirigida por Megan Park y protagonizada por una magistral Jenna Ortega, nos acerca a la realidad de aquellos que han sobrevivido a la matanza.

Con una soberbia escena inicial en un cuarto de baño, en la que se insinúa lo que está sucediendo sin mostrarlo, arranca esta historia tan emotiva como contenida.

Lo mejor de la cinta es que no se deja arrastrar por el melodrama ni el sensacionalismo cuando eso sería lo más fácil. Eso hace que la película sea mucho más impactante.

Este es, sin duda, uno de los mejores papeles de Jenna Ortega hasta la fecha. La actriz ha sabido compaginar sus trabajos para el todopoderoso Disney con proyectos independientes muy interesantes. Aquí, su retrato de una adolescente que ve cómo su mundo se pone patas arriba en tan solo unos minutos es complejo y está lleno de matices.

Las familias: Mass (Fran Kranz. 2021)

Mass-pelicula-critica
Imagen cedida por La Aventura Cine

Una habitación y cuatro grandes actores. Es lo único que necesita Fran Kranz en Mass para generar un drama que respira honestidad de principio a fin.

Asistimos como invitados a una conversación a corazón abierto en la que poco a poco entendemos la situación de cada uno de ellos.

Dos lados de una misma tragedia que intentan buscar un punto de encuentro.

La película está totalmente desprovista de artificios y funciona gracias a una soberbia dirección de un Kranz que debuta tras las cámaras y a unos actores excepcionales: Reed Birney
Ann Dowd, Jason Isaacs y Martha Plimpton.

El guion del propio Kranz va administrando la información de manera inteligente para tenernos atrapados durante sus casi dos horas de metraje.

La rareza: The class (Ilmar Raag. 2007)

the-class-pelicula-2007

Es la única de este artículo que no se ha realizado en los Estados Unidos. Su país de origen es Estonia y su director, Ilmar Raag.

La película fue tan popular que dio origen a una mini serie de siete episodios que ahondaba aún más en la historia de sus dos protagonistas.

El guion de Raag explora la desesperación que puede llevar a alguien a cometer un acto tan violento. En este caso, un acoso continuado. Al tomar el punto de vista de las personas que realizan la masacre, el director estonio nos invita a reflexionar sobre las motivaciones que pueden llevar a un acto de esas características.

Sin justificar en ningún momento el acto en sí, somos conscientes de que en estas situaciones hay distintos grados de víctimas, todas ellas afectadas por una sociedad violenta e injusta que genera odio y frustración a partes iguales entre todos sus habitantes. Por supuesto, las víctimas más dolorosas son las que pierden la vida fruto de esa violencia.

Motor de cambio

Cada vez hay más voces dentro de Estados Unidos que se alzan a favor de un control de armas. Campañas de todo tipo que buscan concienciar contra una lacra que asola a una de las principales potencias del mundo. 

También está Trump, claro, cuya propuesta más brillante es la de dotar de armas y entrenar a los profesores. Algo que sería anecdótico o incluso ridículo, si no tuviera detrás una legión de seguidores acérrimos.

Una sociedad polarizada en la que una gran mayoría de la población está harta de las armas pero que sigue teniendo mucho menos poder que la minoría que mueve los hilos.

Mientras tanto, nosotros seguimos aplaudiendo cualquier tipo de arte comprometido que visibilice y denuncie las injusticias. En Soy de cine, apoyamos y disfrutamos de todo tipo de cine. Cada película tiene una función diferente. Una de esas funciones, quizá la más importante, es la de servir como motor de cambio.

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de la novela "Las sombras que fuimos". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)

Tendencias