Connect with us

Críticas de cine

Crítica de ‘Todo a la vez en todas partes’

Comedia, ciencia ficción, multiversos, grandes dosis de acción y situaciones tan absurdas como divertidas

Publicado hace

en

todo-a-la-vez-en-todas-partes-pelicula-critica

Dan Kwan y Daniel Scheinert (The Daniels) codirigen Todo a la vez en todas partes (Everything Everywhere All at Once). La película combina comedia, ciencia ficción, multiversos, grandes dosis de acción y situaciones tan absurdas como divertidas.

El anterior producto de los directores es también una locura en forma de comedia negra absurda llamada Swiss Army Man con Daniel Radcliffe.

Solo han necesitado dos películas para ser considerados los directores más locos (en el mejor sentido de la palabra) del panorama cinematográfico actual.

No es sorprendente que un producto así sea distribuido por la productora A24. Una compañía que se ha convertido en sinónimo de originalidad.

La historia

Intentar explicar de qué trata Todo a la vez en todas partes es como probar a definir la complejidad del mundo en dos frases.

La historia acompaña a una mujer china americana que regenta un pequeño negocio de lavandería. Tiene un marido que no la hace feliz y una hija lesbiana que choca con las tradiciones de la familia.

Mientras está arreglando unos papeles con hacienda, descubre que el futuro de los multiversos está en peligro y que un ser poderoso amenaza todas las realidades alternativas.

A partir de aquí, la trama se convierte en algo indefinible que hace honor a la expresión “tienes que verlo con tus propios ojos”.

Cualquier cosa que podamos contarte, no va a hacer justicia al espectáculo visual y creativo que han sabido construir los Daniels.

La filosofía de Todo a la vez

Puede que Todo a la vez en todas partes parezca un espectáculo de puro artificio y absurdo incontrolable pero lo que queda es un poso de verdad abrumadora.

Bajo esa capa de comedia loca hay una coherencia filosófica demoledora. Los protagonistas lidian con el sentido de la vida, las decisiones que tomamos, las segundas oportunidades y una concepción nihilista de la existencia humana.

De hecho, hay un momento durante el metraje en el que parece que la cinta va a llegar a su fin y nuestra sensación es la de haber sido abandonados a nuestra suerte. Tras muchos minutos de risas y asombros ante lo que sucede en pantalla, Los Daniels se ponen profundos y nos pillan con la guardia baja.

Y es que, como su título dice, parece que la película trata sobre todo, en todas partes. Las relaciones de pareja, la familia, las diferencias culturales, la tradición, el bien, el mal, los sueños o las frustraciones. Todo tiene cabida sin detener su ritmo frenético.

Las caras de Todo a la vez en todas partes

En Todo a la vez en todas partes Dan Kwan y Daniel Scheinert cuentan con un trío de ases.

Empezando por la gran Michelle Yeoh. La actriz malaya ganó fama internacional con El mañana nunca muere (Roger Spottiswoode) y, sobre todo, con Tigre y Dragón (Ang Lee).

Aquí demuestra una enorme versatilidad que deja patente que Yeoh puede con todo lo que le echen. Durante la película, su personaje va creciendo desde una apocada esposa, dueña de una lavandería, hasta convertirse en una mujer fuerte capaz de luchar hasta las últimas consecuencias por aquello en lo que cree.

La villana que le dará la réplica será una Jamie Lee Curtis desatada. Aunque su papel es casi una caricatura, o quizá por eso, la veterana actriz parece disfrutar cada segundo de esta oportunidad de hacer algo diferente.

Por último, el rescate de Ke Huy Quan para el cine es una gran noticia para los nostálgicos de los 80. El que debutara en la industria como Tapón en Indiana Jones y el Templo Maldito (Spielberg) y robara nuestro corazón con su papel de Data en los Goonies (Richard Donner), merecía esta oportunidad. El cine se lo debía tras años de decepciones sin recibir ningún papel. Quan está a la altura del reto.

Nuestra valoración

Todo a la vez en todas partes es una experiencia cinematográfica diferente a cualquier cosa que hayas visto antes. Los cineastas Dan Kwan y Daniel Scheinert escriben y dirigen una épica hilarante, llena de infinitas posibilidades, fresca y sorprendente.

Habrá infinidad de momentos en los que no podrás creer lo que estás viendo y otros en los que, directamente, estarás tentado de echarte las manos a la cabeza.

Esta locura está además magistralmente interpretada por Yeoh, Curtis y Quan. Los tres son capaces de llevarte de la mano a través de un viaje multiversal tan divertido como profundo.

La aparente locura de la película esconde un mensaje profundo y optimista que se quedará adherido a ti más allá de la sala del cine.

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de las novelas "Las sombras que fuimos" y "Los alterados". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)

Tendencias