Connect with us

Películas románticas

Trilogía Before y el paso del tiempo

Publicado hace

en

trilogia-before

La trilogía Before es uno de los trabajos más elogiados de su director, Richard Linklater. Es por ello que consideramos que hablar de ella en nuestra web era algo necesario. Y es que los seguidores de las películas románticas y del cine independiente americano siempre han estado esperando con ganas una nueva entrega de la reconocida “Before”.



Desde que el director Richard Linklater estrenó en 1995 la primera entrega titulada “Antes del amanecer”, se ha llevado consigo una gran cantidad de reconocimiento en festivales y galas. Y es que ganó el Oso de Plata del Festival de Berlín en 1998, y para la tercera entrega consiguieron una nominación al Oscar en la categoría de “mejor guión adaptado” con la última parte de la trilogía titulada “Antes del anochecer”)

Historia personal del director

amy

Un día cualquiera, el director Richard Linklater estaba en una juguetería de Philadelphia. Se encontró casualmente con la joven Amy Lehrhaupt. Al igual que en la primera parte de la trilogía (Antes del amanecer) decidieron pasar la noche juntos, ya que Richard solo se iba a quedar esa noche en la ciudad.
Hablaron de distintos temas como el cine o el arte, e incluso llegaron a soñar con hacer una película sobre esa noche. Se intercambiaron los teléfonos y durante un tiempo estuvieron hablando constantemente hasta que se fue apagando la llama por la distancia entre ellos

Richard Linklater hizo la primera parte deseando encontrarse con Amy, pero lamentablemente nunca sucedió. Habían pasado ya varios años desde aquella noche que compartieron y llevaba mucho tiempo sin saber nada de ella.

Finalmente, antes de rodar la tercera parte, 18 años después del estreno de la primera, le llega al director una triste carta, comunicándole que Amy había muerto en 1994, un año antes del estreno de Antes del Amanecer. Esta es la razón por la que Richard le dedica a Amy la última parte de la trilogía, apareciendo en los títulos finales de créditos de la cinta.

Antes del Amanecer: El enamoramiento

antes-del-amanecer-1

Antes del amanecer nos presenta a nuestros protagonistas viajando en un tren. Jessie (Ethan Hawke) se fija en Celine (July Delpy) y la invita a tomarse algo con él en la cafetería. Cuando llegó la parada donde Jessie se tenía que bajar en Viena, invita a Celine a pasar la noche con él y a coger el tren de vuelta del día siguiente.


Esta primera parte de la trilogía representa lo que a todos nos ha pasado en algún momento de nuestras vidas: conocer a una persona increíble que hace especial conexión con nosotros y queremos pasar el resto del día y de la noche con ella.


Un guión para empatizar con los personajes

El guión consigue que empaticemos desde un primer momento con ellos y que queramos que no termine nunca la noche para ver cómo conversan de temas tan importantes en la edad que tienen los protagonistas: Miedo al compromiso, primeras relaciones… intercalando con otros muchos más profundos como las guerras en distintos países, la reencarnación etc…
Conforme la película va avanzando nos damos cuenta de que Celine es más madura y centrada que Jessie,que todavía se ve como un niño en cuerpo de adulto.

Películas románticas en Netflix ¿cuáles son las mejores?

Ambos tienen distintos puntos de vista en el amor, pero acaban descubriendo su lado más íntimo. Esto hace que conecten profundamente y tengan miedo a separarse al día siguiente.

Como cité anteriormente, Richard Linklater expresó de forma magistral el sentimiento de conocer a una persona con la que crees que pasarás el resto de tu vida, plasmando la experiencia que había tenido con Amy en la gran pantalla.

Antes del atardecer: El Reencuentro

antes-del-atardecer-1

Con la segunda parte de la saga, llamada Antes del atardecer, el director quiso representar sus deseos de encontrarse con Amy en algún momento y que le dijera que estaba orgullosa del trabajo que había realizado en Antes del Amanecer.

En este caso, Jessie y Celine se encuentran en una librería de París mientras él presenta un libro basado en la experiencia que tuvieron esa noche.

En este caso se centra, en la nostalgia que sienten ambos con respecto a la noche que vivieron en Viena aquella vez. Ahora son personas mucho más maduras y han encontrado un camino en la vida, en la que lamentablemente no forman parte. Deciden dar un paseo por los viejos tiempos por París, hasta que Jessie se tiene que ir.

Dialogos que desprenden romanticismo e inocencia

antes-del-amanecer-2

Los diálogos entre ambos en este caso ya no desprenden ese romanticismo e inocencia que había en la primera parte, dando lugar a conversaciones más maduras entre ellos dos. Estas incluyen hablar de sus respectivos trabajos y parejas. Paradójicamente en el caso de ambos, se encuentran totalmente insatisfechos en lo que relaciones personales se refiere, pero no tienen el suficiente valor como para dejar plantada a la persona con la que están, dando a entender que lo que ellos pasaron en Viena fue un momento muy romántico e intenso pero habían tenido que despegar los pies en la tierra.

Conforme avanza la cinta, ambos van recordando cada vez más cosas como el beso en la noria o la noche en el parque donde mantuvieron relaciones, dando un aire de nostalgia entre ellos, cosa que siempre nos suele pasar a nosotros mismos.

Una vez que hemos dejado atrás esa fase de conocernos y las neuronas vuelven a la normalidad y en cuanto menos te lo esperas, estás sumergido en una pequeña rutina y añoras ese momento de cuando conociste a esa persona que era increíble y pasaste todo el día y noche hablando con ella sin importar de qué tema sea, en el que todo era prácticamente perfecto y no tenias las obligaciones con las que te encuentras ahora propias de la madurez como tener hijos, trabajo… Solamente desearías volver atrás y revivir ese mágico momento con esa persona, ese es el gran trasfondo que el director quiso transmitir a sus seguidores en esta excelente secuela.

Películas de amor para llorar que es mejor no ver tras una ruptura

Antes del Anochecer

Como ya comenté en el apartado de la historia personal, Richard recibió una nota antes de rodar la tercera parte en la que le comunicaban el repentino accidente mortal que sufrió Amy en 1994, cosa que respondía a la pregunta de porqué había dejado de contestar a sus llamadas.
En esta última parte, nos encontramos a un Jessie y a una Celine ya en plena madurez. Finalmente han conseguido estar juntos, que eran lo que siempre habían soñado.

Ya no se respira ese aire de romanticismo juvenil de la primera parte y la melancolía de la segunda. Dando lugar a una madurez absoluta, no solamente en los diálogos, sino también en las acciones que realizan.

El tiempo ha pasado… y se nota

Ya no son dos jóvenes perdidamente enamorados. Ahora tienen las obligaciones propias de una persona adulta, como puede ser el trabajo y los hijos.
Ahora no tienen tanto que recordar de aquella noche hace 18 años, salvo en una parte en la que se dan un paseo por la ciudad de Grecia a solas mientras se dirigen a un hotel a pasar la noche.

En el hotel tiene lugar una impresionante discusión, rodada con mucha efectividad que dura cerca de 20/30 minutos. En dicha escena, ellos discuten temas de la madurez como pueden llegar a ser el que ella ha renunciado a muchísimas cosas por estar con él, entre ellas el mudarse de ciudad. Él también ha tenido que dejar cosas atrás para estar con ella, pero en este caso es Celine quien claramente sale perdiendo.


¿Qué nos quieren transmitir con esta película?

antes-del-anochecer

En este caso querían transmitir lo que significa ser adulto. El arriesgarlo todo por la persona a la que amamos, dejando incluso nuestro trabajo o mudarnos a otra ciudad para estar cerca de él o ella. Normalmente no solemos decir nada porque apreciamos a esa persona y en algún momento podemos llegar a estallar como les pasa a los personajes, dando un tema de discusión o debate serio.

Finalmente Jessie se da cuenta de lo que hizo mal y decide ir a donde está Celine sentada en una terraza para empezar de nuevo. Aquí es donde termina esta maravillosa trilogía, que ha conquistado a tantos corazones, no por su complejas situaciones, sino por la profundidad de los personajes gracias a los diálogos y su psicología, que hace que sientas que te han contado toda una experiencia romántica que va desde el enamoramiento a la madurez de una forma sincera, sin embellecer nada ni ser empalagosa.

Conclusión

Bajo mi juicio nunca existirá otra obra cinematográfica que exprese lo que es amar a alguien de mejor manera. Hay gente que espera que haya una cuarta entrega, que últimamente ha estado sonando por el actor Ethan Hawke. Pero mientras vemos si finalmente sucede, tendremos una de las mejores sagas del género romántico y un proyecto ambicioso a todos los niveles que si te atreves a darle una oportunidad, seguramente se quedará en tu corazón de cinéfilo para siempre.

Gracias a Richard Linklater, Ethan Hawke y July Delphy por darnos estas grandes películas, pero en especial gracias Amy, sin ti nunca hubiera existido una de las mejores experiencias cinematográficas del género.

No te pierdas: Curiosidades de TITANIC que quizá no conocías

Notas de prensa y artículos invitados sobre cine y series.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tendencias