Connect with us

Críticas de cine

Unicorn Wars: Unicornios VS Osos amorosos

Una película de animación que llega para sorprendernos

Publicado hace

en

unicorn-wars-pelicula-critica
4/5

La animación tiene muchas posibilidades, y desde luego, se han explorado muchas de ellas. Conocemos la animación para los más pequeños, la que es solo para adultos, incluso la que es para niños pero tienen cosas que solo los adultos entenderían. Unicorn Wars es un proyecto dirigido por Alberto Vázquez (Homeless Home), y se trata de una película que mezcla lo tierno de la animación para niños, con los tema y la violencia de la dirigida a adultos. Hemos podido verla desde Sitges para comentaros nuestras impresiones en Soydecine.com.

Una historia con posibilidades

TRÁILER DE UNICORN WARS | UNIKO

En Unicorn Wars, un campamento de ositos amorosos se entrena para una posible batalla contra los unicornios. Dos hermanos, uno entrañable y el otro desalmado, forman parte de este peculiar ejército, al que envían al frente en una peligrosa misión. Ese es el universo planteado en la película, que al principio, nos regala risas y momentos surrealista al poner en contrapunto el mundo de la animación más adorable, con los chistes y las situaciones de algo bélico. Los nombres de los osos, las zonas en las que viven, los comentarios que hacen, nos transportan constantemente a una comedia, y nos lo pasamos bien. Intuimos algún mensaje, inquietud por contar algo, pero no nos esperamos lo que va a llegar.

A partir de su primera mitad, Unicorn Wars se descontrola, y la historia se torna dramática. Sigue siendo surrealista, burra, muy basta, pero las cosas nos llegan de modo dramático, y aunque de vez en cuando nos reímos por la situación, pasa a ser una risa incluso incómoda. Lo que vemos, por muy ositos y unicornios que sean, es una dura historia bélica con unos protagonistas desalmados llenos de rabia. Lo cierto es que la película nos transporta a fin de cuentas una realidad desconocida y ajena en muchos aspectos, pero que acabamos por reconocer.

Momentos icónicos

De esta manera, Unicorn Wars, se convierte en algo que tal vez no nos esperábamos: una comedia bruta. Lo es, pero cuenta mucho más. Eso puede hacer que algunas de sus escenas se nos hagan pesadas, ya que se centran en el drama y queremos reinos. Pero la historia funciona bien y está muy bien llevada, con gran ritmo, si salimos de su historia, es porque nuestras expectativas estaban en otro lado.

La evolución de los personajes les lleva a momentos muy locos, y eso hace que la jornada, que dura unos 96 minutos, sea muy satisfactoria, ya que el arco es grande y pasan muchas cosas. Acabamos quedándonos con los personajes, y los momentos más bestiales perduran.

Una animación interesante

Hay que reconocer que visualmente Unicorn Wars es bonita, incluso en los momentos más violentos. Tiene varios estilos en su animación, y todos están muy cuidados. El diseño de los personajes es algo que reconocemos, por lo que cuando comienzan a pasar cosas que no esperamos la sorpresa es mayor. Sin ninguna duda los entornos también son visualmente interesantes, y se convierte en una película con una imaginaria visual muy potente.

unicorn-wars-pelicula-animacion
Unicorn Wars | Imagen cedida por Sitges Film Festival

Los momentos violentos lo son mucho, tiene un nivel de gore que os amantes del género agradecerán mucho, eso sí, al tener ese corte tan dramático en muchos momentos, deja de ser gore del divertido, y nos acaba moviendo por dentro. Esa es también la magia de la película.

Una película de animación diferente

VIDEOCRÍTICA DE UNICORN WARS | CANAL DE SOYDECINE.COM

Lo que está claro es que Unicorn Wars llega para sorprendernos, para contarnos una historia con un mensaje anti-bélico con ositos adorables como protagonistas, que luchan contra unicornios. Y si, es divertida, dramática, y visualmente interesante. Pero no es solo eso, tiene un final con una reflexión que nos dejará mientras pasan los créditos finales al menos, reflexionando sobre ello.

Desde pequeño llevaba las cintas de VHS al salón en vez de usar juguetes. Crecí viendo cine, estudié realización y guion. Comparto el cine, mi estilo de vida, en CasadoConElCine. Una película no acaba en la pantalla, continúa en la conversación que crea.

Tendencias