Connect with us

Especiales

Viernes 13: qué películas ver y por qué

Uno de los slasher más conocidos de la historia del cine

Publicado hace

en

viernes-13-peliculas

Hemos decido aprovechar este viernes 13 para hablarte de uno de los slasher más conocidos de la historia del cine. Una película que veía la luz el 9 de mayo de 1980, poniendo en marcha una prolífica saga que ha continuado activa durante casi treinta años.

Cuando el director neoyorkino Sean S. Cunningham dirigió Viernes 13, no era consciente de que acababa de dar a luz a una franquicia que acabaría contando con 10 películas, un crossover con Pesadilla en Elm Street y un intento de reboot en 2009.

La imagen de Jason Voorhees y su famosa máscara de hockey ha transcendido el cine para formar parte de la cultura popular más allá de las fronteras de Estados Unidos. Hay infinidad de referencias al mítico personaje en un gran número de producciones posteriores. Una de las más conocidas es, quizá, la escena inicial de la primera Scream (Wes Craven. 1996) y su famosa llamada telefónica.

¿Merece la pena ver las doce películas? Solo un verdadero fan del género contestaría con un sí rotundo. Entre las carnicerías de Jason hay películas icónicas, películas decentes y películas a evitar. Cintas tan malas que invitan a salir corriendo sin mirar atrás como algunos de los personajes que las protagonizan.

No te preocupes porque te hemos hecho el trabajo sucio y te lo servimos en bandeja. Acompáñanos en este recorrido por las películas de Viernes 13 que debes ver y los motivos por los que merece la pena visitarlas.

Viernes 13 (Sean S. Cunningham. 1980)

viernes-13-1980

La primera parte que puso en marcha la franquicia es, paradójicamente, una de las dos únicas películas de este universo en las que Jason no es el asesino.

Cunningham había trabajado con el maestro Craven en La última casa a la izquierda (1972). Usando esa experiencia y animado por el éxito del Halloween de Carpenter dos años antes, se puso manos a la obra.

Además de por tratarse de la primera entrega, otro motivo para pasarse por esta excursión inicial al campamento Crystal Lake, es Tom Savini. El genio por excelencia de los efectos especiales y el maquillaje solo trabajaría en otra más de la franquicia, Viernes 13: el capítulo final.

Como curiosidad, Savini también realizó escenas acrobáticas como doble especialista.

Viernes 13: Parte III (Steve Miner. 1982)

viernes-13-1982

Esta tercera parte marcó un antes y después en la franquicia. ¿El motivo? No solo que fue la única rodada en 3D, sino que es la primera vez que vemos a Jason con la máscara de hockey. En la segunda parte, llevaba algo parecido a la funda de una almohada en la cabeza. Increíble pero cierto.

Hubo que esperar dos películas enteras y una hora de esta tercera para poder ver al despiadado asesino luciendo el look con el que pasaría a la historia.

Uno de los personajes principales, Shelly, lleva la máscara para gastarle una broma a una de sus amigas. Cuando Jason acaba con él, decide cambiar el saco de arpillera que le cubre el rostro por la máscara de hockey. El bueno de Voorhees la estrena atravesando el ojo de una pobre muchacha con un arpón de pesca.

Cuenta la leyenda, que el supervisor de efectos 3D Martin Jay Sadoff era un apasionado de los Detroit Red Wings y tenía una máscara de hockey en el coche. Su uso en la película fue meramente fortuito y, sin embargo, quedaría como uno de los grandes referentes del personaje.

Viernes 13: The Final Chapter (Joseph Zito. 1984)

Viernes 13 The Final Chapter

En esta entrega, tiraron de un conocido truco en la industria. Decir que era la última película de Jason fue un recurso algo tramposo para revitalizar una franquicia que ya mostraba signos de agotamiento. La prueba es que la siguiente película, Viernes 13: un nuevo comienzo, llegaría solo un año después.

Si recomendamos esta entrega es solo por la presencia de Corey Feldman, un año antes de convertirse en el mítico bocazas de Los Goonies y la de Crispin Glover, que también interpretaría, un año después, al famoso padre de Marty McFly en Regreso al futuro.

La muerte de Jason, otra vez con Savini a cargo de los efectos, sucede a manos de un joven y desatado Feldman en una escena tan excesiva que hará las delicias de los nostálgicos ochenteros.

Viernes 13: Jason Lives (Tom McLoughlin. 1986)

Viernes 13 Jason Lives

Ya desde los títulos de crédito iniciales, nos damos cuenta de que algo distinto está a punto de comenzar. En un guiño al mítico comienzo de las películas de James Bond, Jason aparece con el machete en el interior de una pupila, la rasga y la pantalla se llena de sangre.

Esta película supone un punto de inflexión en el Jason que vendrá después. Si no bastase con tener un personaje prácticamente inmortal (una inmortalidad más necesaria por motivos económicos que argumentales, todo sea dicho), aquí se convierte en una especia de superhéroe.

Para comprobar que Jason está realmente muerto, uno de los supervivientes de la anterior cinta, decide desenterrarlo y atravesar su corazón con una barra de hierro, por si acaso.

Sin embargo, el efecto es el contrario. Una inconveniente tormenta eléctrica provoca un rayo que atraído por el metal que atraviesa el cuerpo de Jason, conduce la electricidad hasta poner en marcha de nuevo su corazón. Frankenstein Voorhees ha nacido.

A partir de este momento, la franquicia nos presentará a un Jason mucho más fuerte y resistente, capaz de aguantar disparos y todo tipo de agresiones sin inmutarse.

Viernes 13: La nueva sangre (John Carl Buechler. 1988)

Viernes 13 La nueva sangre

Esta séptima entrega incluye a una protagonista con poderes telekinéticos, a lo Carrie.

Además, el aspecto de Jason es nuestro favorito de toda la saga. Los pequeños retoques físicos del personaje le sientan de maravilla.

Otro aliciente es que esta película riza el rizo de una de las convenciones más reconocibles de la franquicia: Jason nunca está muerto a la primera. En esta entrega, abusan del recurso miles de veces y la protagonista necesita acabar con él una y otra vez. El final es tan exagerado que resulta uno de los más divertidos de toda la saga.

Jason goes to hell: The final Friday (Adam Marcus. 1993)

Jason goes to hell

Vale, esta en realidad no merece la pena en absoluto pero si la incluimos en esta lista es porque añade un elemento nuevo al universo Viernes 13: la posesión de cuerpos.

En una especie de versión de Los ladrones de cuerpos, Jason puede estar en el cuerpo de cualquiera. El argumento está tan mal construido que los poseídos por el asesino del machete solo balbucean, haciendo evidente quién es el encarnado y eliminando cualquier posibilidad de tensión o misterio.

Una vez más, se anunció el final definitivo de Jason y una vez más, nos mintieron. Nueve años después vendría una entrega más. Esta vez con una justificación clara. El estudio llevaba tiempo queriendo juntar a Freddy Kruegger y a Jason Voorhees en una misma película pero el proyecto se retrasaba constantemente. Cuando por fin vio la luz verde, había pasado demasiado tiempo desde el último Viernes 13 y la productora temía que eso pudiera afectar a un crossover tan esperado. ¿La solución? Hacer una nueva entrega deprisa y corriendo para poder poner a Jason otra vez en el imaginario colectivo antes de enfrentarlo al rey de las pesadillas.

Freddy contra Jason (Ronny Yu. 2003)

freddy-vs-jason

Esta es la última película de ambas franquicias antes de sus sendos reboots: Pesadilla en Elm Street (Samuel Bayer. 2010) y Viernes 13 (Marcus Nispel. 2009).

¿Es una buena película? Si nos ceñimos a criterios cinéfilos gafa pastas, no lo es. Sin embargo, tener a dos de los personajes más importantes del género compartiendo pantalla, no tiene precio.

La película cumple con creces con su objetivo y nos regala nada menos que 22 muertes de todo tipo entre los dos personajes. Aunque el récord lo tiene la novena entrega con una media de una muerte cada tres minutos hasta un total de 27.

Freddy contra Jason tiene un tono desenfadado y socarrón que deja claro que no se toma en serio a sí misma. Así que tómala como lo que es y disfruta de esa combinación imposible de garras afiladas y machete roñoso.

Checklist para ver las películas de Viernes 13

Terminamos con un decálogo de elementos imprescindibles que aparecen de manera recurrente en la franquicia. Te invitamos a escribirlos en un papel y tacharlos según vayan apareciendo, como en el bingo:

  1. Desnudo femenino totalmente gratuito.
  2. Algún muerto que aparece de repente colgando de un árbol por los pies.
  3. Un arma en primer plano que sube y baja rápido sin que se vea dónde aterriza (para ahorrar en efectos).
  4. Alguien lanzado a través de una ventana.
  5. Jason agarrando a alguien por el cuello y un primer plano de los pies colgando en el aire.
  6. Una excursión para bañarse en pelotas en el lago.
  7. Un coche que no arranca.
  8. Alguien preguntando: ¿Johnny, eres tú? miles de veces. Podéis cambiar Johnny por una infinidad de nombres distintos en toda la franquicia.
  9. Una resurrección de Jason en los minutos finales. A veces, más de una.
  10. Un susto final cuando parece que todo ha terminado.

Esperamos haberte puesto un poco más fácil la elección para esta noche y que puedas celebrar esta fecha tan señalada con un maratón de las mejores películas de Viernes 13, junto a un lago en medio de un bosque y rodeado de tu grupo de amigos. Un plan perfecto de fin de semana. ¿Qué puede salir mal?

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de la novela "Las sombras que fuimos". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)

Tendencias