No es necesario estar muy al tanto de las noticias sobre cine para darnos cuenta de que el sector está viviendo momentos muy delicados.

A día de hoy en España ya han cerrado cientos de salas debido a la pandemia, algunas de ellas pertenecientes a grandes cadenas como Yelmo o Cinesa. Por otro lado, también nos encontramos ante el cierre definitivo (al menos en muchos casos) de las pequeñas salas de pueblo o ciudades con un menor número de habitantes.

Pese a todo esto, tanto el cine como las series han intentado anteponerse a las limitaciones de la crisis sanitaria y llegar al mayor número de espectadores posibles gracias al mundo online.

El cine que se disfruta de forma online

Los amantes del cine también han hecho lo posible por disfrutar de su hobbie favorito gracias a webs que siguen operativas y ofrecen la posibilidad de descargar films de todo tipo (muchas de ellas de forma legal).
En relación a esto, hace unas semanas leí en el medio generalista España Diario un listado bastante extenso en el que ponían a disposición de sus usuarios varias páginas para ver películas online.

Además, la crisis sanitaria también ha servido a las grandes plataformas de streaming como Netflix, HBO, Filmin o Disney plus como una oportunidad para engrandecer su modelo de negocio. Pues a día de hoy es impensable imaginar a alguien que no disponga al menos de uno de estos servicios de películas y series online.

¿Son indispensables las salas de cine?

Llegados a este punto en el que, de algún modo, los espectadores hemos aprendido a vivir sin ellas, es el momento de preguntarse si realmente son indispensables o no las salas de cine. A decir verdad, los amantes de este arte no dejamos de echar de menos la experiencia de ir a una sala de cine y disfrutar a oscuras y a pantalla grande de uno de esos estrenos que tanto esperamos. Muestra de ello es la gran cantidad de personas que, durante la crisis sanitaria, han decidido hacer un cine en casa para replicar dicha experiencia.



Por otro lado, la tristeza nos invade cada vez que vemos cómo esa sala que nos acogió durante tantos años cierra sus puertas para siempre. Sintiéndonos, de algún modo, como el memorable personaje de Totó en Cinema Paradiso.

Pero siendo realistas, en menos de un año hemos sido testigos de cómo la industria se las ha ingeniado para saltarse los estrenos en salas y hacer que lleguen directamente a sus plataformas de streaming, algunos con más y otros con menos éxito en su lanzamiento.

Es por este motivo que, por mucho que nos duela, esta pandemia nos ha servido para darnos cuenta de que, en efecto, para muchas compañías las salas de cine no son indispensables, y los usuarios pueden aprender a vivir sin ellas.

El futuro de la industria tras la crisis sanitaria

La gran pregunta es “¿Quedarán salas de cine tras la pandemia?”. A pesar de lo comentado anteriormente es muy difícil imaginar un mundo sin ellas, y eso sin mencionar la importancia de los festivales para las productoras y distribuidoras, que ven en ellas una oportunidad indispensable para promocionar sus obras.



Aunque a día de hoy la situación sea bastante delicada, hay que tener fe en que, en un futuro, las cosas volverán a ser como antes. Surgirán nuevas salas y podremos disfrutar a oscuras y en la mejor compañía de esos estrenos que tanto tiempo llevamos esperando.

Pues mientras los espectadores sigamos amando de forma incondicional este deslumbrante arte, podemos mirar hacia el futuro con una nueva esperanza.

Publicado en: Actualidad del cine

Lionel Marrero
Lionel Marrero
Fundador de Soydecine.com, gran amante del cine, las series y los videojuegos. Me encantan en especial las películas de animación y todo aquello desarrollado por Walt Disney
Etiquetado :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *