Walt Disney y la cámara multiplano

Desde sus inicios allá por 1906 el cine de animación no ha dejado de ser un arte en constante evolución. Raoul Barre, George Méliès o Emile Cohl fueron algunos de los pioneros en esta forma de hacer cine, creando diferentes estilos de animación ajenos al hecho de que este arte iba a cambiar la industria para siempre.
Con el paso de los años el cine de animación se fue consolidando gracias al trabajo de autores como Ub Iwerks, Hayao Miyazaki o, por supuesto, Walt Disney.

Que este arte fuera perfeccionándose fue gracias, en parte, a la creación de nuevas formas de hacer cine y, para ello, se utilizaban toda clase de inventos innovadores que daban a las películas un resultado final sorprendentemente único. Uno de los más importantes fue, sin lugar a dudas, la cámara multiplano, en la cual profundizaremos en este artículo. ¿Cuál es su historia? ¿Qué es la cámara multiplano y cómo funciona? ¿Qué importancia ha tenido este invento en la industria cinematográfico?

Historia de la cámara multiplano

Fue en el año 1926 cuando podemos ver por primera vez el uso de esta técnica. Concretamente en la película de la directora alemana Charlotte Reiniger Las Aventuras del príncipe Ahmed. En ella, Charlotte nos mostraba planos animados formados por diferentes capas, algo que no se había visto nunca antes y que dejó boquiabiertos a los espectadores de la época.

No mucho después su asistente Berthold Bartosh perfeccionando la técnica en su cortometraje titulado ‘La idea’. Si nos fijamos atentamente podremos ver que en ella se llega a utilizar hasta cuatro niveles distinto de animación, contando en el cortometraje con hasta dieciocho transparencias en algunas escenas.

Durante los años treinta esta técnica ya había llegado a Estados Unidos. Aunque fuera Walt Disney junto a William Garity quienes la patentaron, se dice que fue el propio Ub Iwerks quien diseñó una de las primeras cámaras multiplano utilizando para ellos repuestos de un Chevrolet. Sin embargo el modelo de cámara multiplano creado por William Garity era diferente al de Iwerks, y su uso marcó un antes y un después en las películas de Walt.

Qué es la cámara multiplano y cómo funciona

Con el objetivo de dar más realismo a la animación, la cámara multiplano trabaja dando una sensación de profundidad en cada escena.

Para ello se colocan cuatro palos de acero en forma vertical, los cuales sostendrán cuatro estantes. Cada estante contiene diferentes láminas de celuloide, vidrio u otros materiales, los cuales pueden ser desplazados de forma vertical u horizontal.

La cámara, sujeta a unas guías de desplazamiento, se coloca sobre a unos pocos metros sobre las láminas con el objetivo de captar con precisión tanto las láminas que están cerca de la lente como las que están situadas al fondo.

A pesar de que la cámara tiene la posibilidad de moverse varios centímetros hacia adelante, normalmente son los planos los que se desplazan hacia adelante o se alejan de ella.

Para ver mejor su funcionamiento te traemos este vídeo en el que podrás ver a Walt Disney explicando exactamente cómo funciona su cámara multiplano.

El Viejo Molino y la cámara multiplano

Uno de los primeros trabajos de Walt Disney en el que podemos ser testigos del uso de la cámara multiplano es ‘El Viejo Molino’ (1937).

El efecto de realismo que este cortometraje transmitía le valió un premio Óscar, y fue a partir de este momento que la cámara multiplano se incorporó a los siguientes proyectos de Disney, pudiendo ver su utilización en clásicos como Blancanieves y los Siete Enanitos o Pinocho.

¿Cómo serían tus clásicos Disney favoritos con la estética de Tim Burton? ¡Descúbrelo en este post!

La importancia de la cámara multiplano para el cine

La invención y uso de la cámara multiplano cambió por completo la industria del cine. Además de reinventar el arte de la animación, su utilización ayudó a los estudios a reducir considerablemente el gasto de recursos del mismo modo que mejoró la gestión de los mismos. Ahora, gracias a la cámara multiplano, ya no había que captar los dibujos fotograma a fotograma para, posteriormente, montar la animación.

Por ello ya no eran necesarios tantos dibujos para detallar los movimientos de un personaje. Lo cual, gracias a la profundidad de campo, mejoraba la fluidez de las animaciones dando mucho más realismo a los entornos y personajes que formaban parte de la escena.

Aprender cine: Descubre qué es y cómo se hace un Storyboard

 

Leave a Comment