Connect with us

Críticas de cine

Crítica de Wrong Turn: The Foundation

La nueva cinta de terror de Mike P. Nelson supone el reinicio de una de las grandes franquicias de terror de culto.

Publicado hace

en

wrong-turn-the-foundation-critica

Con una franquicia de culto a sus espaldas, Wrong Turn: The Foundation pretende devolvernos la ilusión por el slasher de toda la vida. Aunque van a intentar dar un paso más allá y evidenciar que las casi dos décadas de diferencia dan para hablar de algo más que de sexo y decapitaciones.

En el año 2003, un nuevo slasher apareció en nuestra vidas. Alan B. McEllroy le propuso a Rob Schmidt la sangrienta Wrong Turn (Km. 666: Desvío al infierno). A pesar de no ser del gusto de la crítica, lo cierto es que Km 666: Desvío al infierno resultó de lo mas efectiva, dando pie a una larga lista de películas con precuelas y secuelas. ¿Podrían algunas de ellas haber estado mejor ejecutadas? Por supuesto. Y este es uno de los motivos por los que Alan vuelve a intentarlo junto al director Mike P. Nelson con Wrong Turn: The Foundation, el reinicio de una posible nueva saga de películas.

Con la española Charlotte Vega al frente del reparto junto, a rostros conocidos como Matthew Modine (Stranger Things) y Daisy Head (Shadow and Bone), la cinta cuenta con la calificación R, toda una declaración de intenciones de que pretende cumplir nuestras expectativas.

Wrong Turn: The Foundation es una bocanada de aire fresco que mantiene el nivel en sangre

TRAILER DE WRONG TURN: SENDERO AL INFIERNO | SELECTA VISION

En este subgénero del terror lo que más busca el público sin duda son esos sucesos que concluyen en escenarios sangrientos y viscerales. Esta vez no va a ser muy diferente y nos ofrecerán bastantes muertes explícitas con más de una escena en la que apartar la mirada no parece tan mala idea.

Wrong Turn: The Foundation tiene un argumento sólido aunque recurrente. Acompañamos a un dispar grupo de jóvenes que se adentran en las profundidades los Apalaches. Ignorando cualquier aviso de muerte, porque eso no va con ellos, deciden hacer lo único que les dicen que no hagan; salirse del sendero. No es de extrañar que, como predijeron los habitantes del pueblo, la sensación de querer ser asesinados por cualquier cosa sea algo unánime. A partir de aquí, la tensión nos acompañará durante el resto del largometraje. Sin conversaciones muy densas y con una gran variedad de escenarios consiguen crear una dinámica muy correcta en la que aburrirse es casi imposible.

Superar a su predecesora será todo un reto

Lo malo de reiniciar un mundo con tanto recorrido es que las expectativas están muy altas y las comparaciones serán inevitables. Casi 20 años separan a la primera cinta de Wrong Turn: The Foundation, y eso puede jugar en su favor, pero también en su contra. Teniendo en cuenta las etiquetas inclusivas que han de tener todas las producciones actuales, en Wrong Turn no han sabido ingeniárselas para introducirlas dentro del género, perjudicado a esta nueva entrega. El intento de mezclar la variedad racial, sexual y la brecha generacional dentro del minutaje ha sido un despropósito, fuera de tono e innecesario para el desarrollo de su trama.

Es cierto que, si analizamos la consistencia de su narrativa, se vuelve todo muy oportunista durante el desarrollo de su trama. Arcos evolutivos sin sentido, incongruencias en las reacciones de los personajes y detallitos a los que hay que hacer la vista gorda. Pero las cosas hay que verlas con perspectiva. Pedirle a un slasher que las muertes viscerales sean coherentes es como pedirle a Zac Efron que no se quite la camiseta en sus películas.

No todo tiene que ser ‘Igual que antes’

wrong-turn-2021-critica

Es cierto que en esta nueva entrega se han olvidado de uno de los elementos más ansiados de los fans: los caníbales, y ese detalle levantará ampollas. Animo a aquellos que sientan curiosidad por esta nueva entrega que opten por verla con una actitud progresista, a favor de la evolución de nuevas tramas que pueden satisfacernos igual o más que sus predecesoras.

Sin duda me ha parecido una propuesta muy honesta y con pocas pretensiones de querer ser algo más que un típico slasher de aquellos maravillosos 2000. La nueva propuesta de Alan B. McEllroy cumple, y a su favor tengo que decir que tiene uno de los finales que más me han gustado en los últimos años. En general estamos ante una cinta que cuenta con un muy buen ritmo, una dirección artística y un diseño de producción que deslumbra y una apartado musical de lo más acertada.

Wrong Turn: The Foundation, la nueva entrega de la saga (que muy poco tiene que ver con sus predecesoras), se estrena en cines este 23 de julio de mano de Selecta Vision.

Esta franquicia de películas de culto cuenta ya con seis entregas entre secuelas y alguna precuela, y esta nueva cinta promete ser solo el principio de una nueva saga.

Consumidora compulsiva de series y kdramas. Recomiendo perlitas audiovisuales actuales y otras que quizás entre tanta paja se perdieron en el tiempo. Puedes encontrarme en Instagram como @monodeseries o colaborando en el podcast de SOYDECINE.

Tendencias